El coaching empresarial, poderosa herramienta para las pymes

El coaching empresarial puede ser una poderosa herramienta para las pymes que quieren crecer y situarse a un nivel de gestión superior. 

¿Demasiados coachs? En verdad, el coaching ha recibido muchísimas críticas en los últimos años por varios y comprensibles motivos; por un lado, por el escepticismo de una parte de la sociedad que no acepta la necesidad de procesos de autoayuda; por otro, el hecho de que se haya convertido en una moda, que no siempre consigue los resultados esperados, y en el paracaídas de muchas personas que se quedan sin trabajo o que no han tenido éxito en sus profesiones, han encendido las alarmas. En definitiva, se critica que hay demasiados coachs en circulación. ¿Será verdad?

Siempre he defendido que, en realidad, hay pocos coachs. Por una sencilla razón: todos deberíamos ser coachs del alguna manera, al menos de nosotros mismos. El coaching nos invita a realizar procesos de cambio que agreguen valor. El rol de coach se puede resumir en hacer posible lo (aparentemente) imposible.

El coaching no es otra cosa que una conversación poderosa cristalizada en un proceso donde la pregunta poderosa es la principal metodología. Y, en este sentido, me reafirmo que se necesitan más coachs, más personas con la actitud de despertar en los demás un proceso de cambio. La sociedad actual reclama un nivel superior de conciencia para poder superar los retos cada vez más complejos del mundo contemporáneo.